Alejandro Cesarco / Magela Ferrero – Un lugar común

Venezia - 01/06/2011 : 27/11/2011

Le artste Alejandro Cesarco e Magela Ferrero rappresentano l'Uruguay alla Biennale di Venezia, e una mostra dal titolo a Un lugar común.

Informazioni

Comunicato stampa

Un lugar común

Tres son las hipótesis de trabajo, inextricablemente unidas, en las que se basa este envío. Primero, la afectividad es uno de los principales ejes de la producción de arte contemporáneo local

Un lugar común presenta dos versiones antitéticas de esta idea: en un extremo, el diario personal, work in progress escrito y visual, de Magela Ferrero; en el otro, el discurso y metadiscurso sobre el lenguaje, que sustituye a las declaraciones y pedidos de amor y la constante necesidad de Alejandro Cesarco de dilucidar lo que se dice (o no) y multiplicar los guiños, citas, repeticiones y versiones de sus temas favoritos, tanto teóricos, como amorosos.

La segunda hipótesis es que el lugar común se expresa en la elección de asuntos de la historia personal del/a artista para producir su obra, lo que genera un corpus singular de cosas (objetos, fotografías, películas, libros y sobre todo, texto escrito) privadas y en principio, triviales, cuyo sentido se crea en el proceso de transfiguración que operan ambos artistas.

Y la tercera es que el lugar común termina siendo, ante todo, un espacio afectivo que muchos y muchas evitamos por prudencia, prejuicio, o vanidad y porque el mero contacto con la sensación - apaciguada, pero persistente - de no tener un sitio existencial definido, asegurado, provoca una huida o carrera infinita hacia adelante, donde quiera que eso sea. La producción artística es un buen “adelante” porque el arte, tomado en su más abyecta y exagerada literalidad, se puede volver la mejor metáfora y el lugar más incomún y poético del mundo. Y se puede habitar de muy buena gana.
La necesidad de contar con un territorio compartido es clave. Por supuesto, ese territorio no es geográfico, pero uno de sus correlatos sí lo es. Venecia es el lugar de encuentro de dos artistas, Alejandro Cesarco y Magela Ferrero, que se reconocen uruguayos por cuestiones que no son legales, políticas, o patrióticas, sino meramente afectivas.



Clio E. Bugel
Curadora del envío

Descargar texto curatorial completo